Se complica la crisis en hospitales

La quiebra del grupo de hospitales HIMA San Pablo, los recientes despidos en la red de Metro Pavia Health System y la falta de fondos para nómina en el Hospital El Maestro son un reflejo del complicado cuadro económico que enfrenta el sistema de salud y que repercute en los profesionales de la salud y los pacientes, señalaron varios representantes del sector de la salud entrevistados por El Vocero.

Mientras tanto, el Departamento de Salud y el gobernador Pedro Pierluisi sostuvieron- por separado- que están haciendo lo necesario para que no empeore la situación de falta de personal y no se afecte el servicio a los pacientes. En el tema de las denuncias hechas por las instituciones hospitalarias contra las aseguradoras, Salud- especialmente- destacó que en medio del “toma y dame” entre ambas partes provoca un efecto en cadena que afecta a los pacientes.

“Eso representa una crónica de una muerte anunciada. Vengo diciendo desde que asumí la presidencia que había una crisis de salud en el País, que los hospitales, casi el 80%, estaban trabajando con pérdida en Puerto Rico. Eso viene de antes de la pandemia. Con la pandemia se afectará, pero recibieron fondos federales que mejoraron la situación global, pero ahora nuevamente la caída que están teniendo es horrible porque esos fondos no están y los costos aumentan”, indicó el presidente del Colegio de Médicos Cirujanos, Carlos Díaz Vélez.

Díaz Vélez agregó que el aumento en los costos tecnológicos, los cambios en la demografía, la sirena de la población, al igual que los eventos ambientales que han afectado el sistema eléctrico, son otros factores que afectan la prestación de servicios en los hospitales.

“Todo este problema de los hospitales va a incidir en los médicos, que son los que alimentan al hospital”, señaló el cardiólogo, quien considera que en el sistema “son las aseguradoras las que ganan”.

De otra parte, el pediatra y expresidente del Colegio de Médicos, Víctor Ramos, recalcó que, aunque los hospitales indican que no están despidiendo a personal clínico y solo puestos administrativos, no significa que no afecte al sistema hospitalario.

“Pero si no hay secretaria, alguien tiene que hacer el trabajo. Entonces, termina siendo la enfermera, el resto del personal, porque alguien tiene que buscar las cosas. Así que eso les pone presión a los hospitales”, explicó.

En su juicio, el País enfrenta una crisis de salud marcada por el éxodo de médicos primarios, por lo que urgió atención al tema de las aseguradoras. De acuerdo con Ramos, antes había unos 13,000 médicos en la Isla, pero actualmente son 9,000 “y bajando”, puntualizando que “sustituir y volver a tener esa cantidad de médicos va a tomar tiempo”. Fuente: El Vocero

Deja una respuesta

Your email address will not be published.