REVISTA DE SALUD/ Dr. Pablo Rodriguez

LA IMPORTANCIA DE LA VACUNACIÓN CONTRA LA VARICELA

La varicela es una enfermedad que muchos consideran un rito de paso de la infancia, pero sus consecuencias pueden ser graves. Con el reciente brote de varicela, es crucial comprender la importancia de la vacunación, no solo para proteger la salud individual, sino también para mantener el bienestar comunitario.

La varicela, conocida comúnmente por sus característicos granos rojos y picazón, es causada por el virus varicela-zóster. Se transmite con facilidad de una persona a otra a través de gotitas respiratorias o el contacto con las ampollas abiertas. Aunque la varicela suele ser menos severa en niños saludables, puede causar complicaciones graves, como infecciones en la piel, neumonía y encefalitis, especialmente en bebés, adultos y personas con sistemas inmunitarios debilitados.

Desde la introducción de la vacuna contra la varicela y la implementación de un programa de dos dosis en los Estados Unidos, ha habido una disminución significativa en los brotes. Sin embargo, siguen ocurriendo, y es cierto que la mayoría de los casos relacionados con brotes se presentan en personas no vacunadas, y que los vacunados que contraen la enfermedad suelen presentar casos más leves.

La vacunación es eficaz no solo para proteger contra el desarrollo de la enfermedad sino también para reducir la intensidad de la misma si llegara a ocurrir. Ante un brote en entornos preescolares, se recomiendan dos dosis de la vacuna para los niños de 1 a 4 años para lograr la mejor protección.

La identificación y control rápidos de los brotes de varicela son cruciales. Todos los estados tienen la oportunidad de informar a los CDC sobre los brotes de varicela para activar de inmediato las medidas de control y así proporcionar una respuesta efectiva. Aquellos que no tienen evidencia de inmunidad deben ser vacunados con la primera o segunda dosis según corresponda.

Durante un brote, vacunar a los individuos no expuestos puede proporcionar protección y acortar la duración de este evento. La implementación oportuna de medidas de control para combatir estos brotes puede, de hecho, evitar la propagación a gran escala y proteger a la comunidad educativa y al público en general.

Como padres y defensores de la salud pública, es nuestra responsabilidad entender y actuar en conformidad con las recomendaciones de vacunación. Asegurar que los niños y adultos reciban las dosis de vacuna apropiadas es un paso necesario para prevenir futuros brotes y para proteger a nuestra comunidad.

En tiempos donde la prevención es un pilar fundamental de la salud pública, la vacunación contra la varicela emerge como una estrategia indispensable y eficaz. Más que un simple pinchazo, la vacuna es una inversión en la salud colectiva y en la tranquilidad de saber que estamos haciendo lo máximo para proteger a las generaciones presentes y futuras de una enfermedad evitable.

Los esfuerzos para aumentar la cobertura de vacunación son esenciales, especialmente durante los brotes. La varicela, una enfermedad que puede prevenirse con una simple vacunación, no debería ser una amenaza en la era moderna de la medicina. A través de la vacunación, podemos controlar, y eventualmente erradicar, la varicela, garantizando un futuro más saludable para todos.

Para cualquier pregunta me pueden enviar un mensaje a DrPablo@nuestrasalud.com o pase por nuestro sitio web www.nuestrasalud.com También puede escucharme todos los sábados por Latina 100.3FM a las 9:30AM

Gracias