Policía de Providence defiende labores de patrullaje en el club gay

La policía dice que ha respondido al menos 40 veces en el último año al área cercana a The Mega-Plex, un club LGBTQ+ en Allens Avenue, por incidentes que van desde presuntas agresiones hasta posesión de drogas, vidrios de automóviles muy polarizados y personas sentadas en sus autos demasiado tiempo.

La ciudad contabilizó unos 40 informes de incidentes, incluidos arrestos por posesión de metanfetamina, ketamina y cocaína, al oponerse a la moción del club de una orden judicial que prohibiera a la policía acceder a la propiedad.

La ciudad argumenta que tal orden «abriría la ciudad de Providence y sus ciudadanos a una actividad criminal ilimitada».

“Parece que tal orden que ordene a la policía, de hecho, no vigilar una determinada zona no tendría precedentes. Pondría en riesgo a los ciudadanos de la ciudad, así como a los clientes que frecuentan la ciudad”, escribió el procurador adjunto principal de la ciudad, Steven B. Nelson.

La ciudad sostiene que la zona «es de hecho una zona de alta criminalidad que justifica la presencia policial». El Mega-Plex, el club de striptease Wonderland, la tienda de lencería, el Silhouettes Gentleman’s Club y el Bull Pen están ubicados en una franja de dos cuadras bordeada por Allens Avenue, O’Connell Street, Poe Street y Swan Street, con Bay Street atravesando el centro.

Mega-Plex quiere que se prohíba a la policía

La semana pasada, Mega-Plex presentó una moción solicitando una orden de restricción temporal que impida a la policía de Providence «invadir, acosar y vigilar excesivamente» a los clientes en su propiedad de 527 Allens Ave. en función de su orientación sexual. Alega que la policía está discriminando ilegalmente a los clientes al realizar detenciones y registros excesivos.

El Mega-Plex es una sauna gay y ofrece asesoramiento y clínicas adicionales de salud y bienestar sexual en el lugar.

Spur Track Properties LLC, el propietario de la propiedad; Narragansett Promociones Inc; y Steven Medeiros, gerente y operador de The Mega-Plex, argumentaron que la presencia policial está provocando que los clientes eviten el club y está perjudicando el negocio, todo ello en violación de los derechos civiles de los clientes.

Además, afirman que la policía entra habitualmente por Bay Street, aunque la calle fue abandonada por la ciudad en 1997 y vendida por 10.000 dólares a H. Charles Tapalian, presidente de The Pink Building Inc., en 245 Allens Ave.

Alegan que la «actividad de aplicación de la ley sin fundamento» viola sus derechos de la Primera y la 14ª Enmienda.

“Acceso sin restricciones para participar en actividades delictivas”

Pero la ciudad dice que el club no ha podido demostrar que los clientes fueran atacados selectivamente en comparación con cualquier otro establecimiento en Providence.

«Prohibir que el PPD ingrese al estacionamiento en cuestión y al área de Bay Street resultaría en un acceso sin restricciones para participar en actividades criminales dentro del estacionamiento y el área circundante de este negocio», escribió Nelson.

Además, la ciudad afirma que no existe una expectativa razonable de privacidad en un estacionamiento comercial abierto al público.

«La actividad del PPD que patrulla cerca y alrededor de los negocios de los demandantes es claramente una actividad de contenido neutral y completamente ajena al contenido de cualquier discurso… Por lo tanto, los demandantes no pueden establecer que las acciones del PPD violan la Primera Enmienda», dijo la ciudad. .

Está previsto que la jueza del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos, Mary S. McElroy, escuche los argumentos del caso el 6 de mayo. Fuente: The Providence Journal.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.