Muere a los 91 años la diva de Broadway, la boricua Chita Rivera

A los 91 años y con una larga carrera en Broadway, la icónica bailarina Chita Rivera murió este martes, en Nueva York. También fue cantante y actriz, talentos que le llevaron a 10 nominaciones en los premios Tony, ganando dos de ellos.

Lisa Mordente, su hija, confirmó a AP el fallecimiento, después de una breve enfermedad.

Sus participaciones en Broadway abrieron la brecha para los artistas latinos. Además, otro de sus destacados reconocimientos fue ser elegida mariscal del Desfile del Día de Puerto Rico, en 2012, celebrado en Nueva York.

Chita Rivera

Se dio a conocer por primera vez en 1957, como «Anita», en la producción original de “West Side Story” (“Amor sin barreras”) y todavía bailaba en Broadway con su energía característica, medio siglo después, en “The Visit ”de 2015.

“No sabría qué hacer si no me estuviera moviendo o contando una historia o cantando una canción”, dijo en aquel año. “Ese es el espíritu de mi vida y soy muy afortunada de poder hacer lo que amo, incluso en este momento de mi vida”.

En agosto de 2009, Chita Rivera fue galardonada con la Medalla Presidencial de la Libertad, el más alto honor que Estados Unidos puede otorgar a un civil. La artista puso la mano sobre el corazón y sacudió la cabeza con asombro cuando el presidente Barack Obama le entregó la medalla.

Pasó de ser corista a estrella, colaborando en el camino con los más grandes talentos de Broadway, incluidos Jerome Robbins, Leonard Bernstein, Bob Fosse, Gower Champion, Michael Kidd, Harold Prince, Jack Cole, Peter Gennaro y John Kander y Fred Ebb.

Las nominaciones y premios Tony de Chita Rivera

En 1988 le tocó recuperarse de un grave accidente automovilístico que le aplastó la pierna derecha y se convirtió en una estrella infatigable en sus giras.

Estuvo en Broadway en una estridente producción de “The Mystery of Edwin Drood” (“El misterio de Edwin Drood”) en 2012 y en la escalofriante “The Visit” en 2014, ganando otra nominación al Tony a la mejor actriz.

“Ella no puede ensayar excepto a toda máquina”, dijo el dramaturgo Terrence McNally, en 2005. “Ella no puede actuar a menos que esté a tope, sin importar el tamaño del teatro. Ella va a estar ahí al 101% para esa audiencia”.

Ganó premios Tony por “The Rink” en 1984 y “Kiss of the Spider Woman” (“El beso de la mujer araña”) en 1993. Al recibir un premio Tony a la trayectoria en 2018, dijo: “No cambiaría mi vida en el teatro por nada, porque el teatro es vida”.

Fue nominada al Tony otras siete ocasiones, por “Bye Bye Birdie”, que se estrenó en 1960; “Chicago”, 1975; “Traer de vuelta a Birdie”, 1981; “Merlín”, 1983; “Las chicas de Jerry”, 1985; “Nueve”, 2003; y “Chita Rivera: La vida de la bailarina”, 2005.

“No creo que tengamos suficientes musicales originales”, dijo a AP en 2012. “Sé que estoy siendo anticuada, pero el teatro es el lugar donde la música, las letras, las palabras, la escenografía y las historias se unen. Y he tenido la suerte de haber hecho varios shows en los que realmente ocurrió eso. Te llevan a otros lugares y son atrevidos. Eso es lo que necesitamos”.

Sus álbumes incluyen 16 canciones extraídas de las grabaciones de sus obras y fueron lanzadas como parte de la serie Legends of Broadway de Sony y dos álbumes en solitario: “And Now I Sing”, para un pequeño sello discográfico en la década de 1960, y “And Now I Swing”, en 2009, para Yellow Sound Label. Fuente: Univision.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.