Las pandillas en Haití arrecian agresiones en la capital

Pandillas armadas lanzaron nuevos ataques en los suburbios de Puerto Príncipe la madrugada del miércoles, con intensos disparos resonando en comunidades alguna vez pacíficas cerca de la capital haitiana.

Periodistas de Associated Press informaron haber visto al menos cinco cadáveres en los suburbios y sus alrededores, y las pandillas bloquearon las entradas a algunas áreas.

La gente de las comunidades bajo fuego llamó a las estaciones de radio pidiendo ayuda a la policía nacional de Haití, que sigue careciendo de personal y siendo superada por las pandillas. Entre las comunidades atacadas antes del amanecer se encontraban Pétion-Ville, Meyotte, Diègue y Métivier.

“Cuando me desperté para ir a trabajar, descubrí que no podía irme porque el barrio estaba en manos de los bandidos”, dijo Samuel Orelus. “Eran unos 30 hombres con armas pesadas. Si el barrio se hubiera movilizado, podríamos haberlos destruido, pero estaban fuertemente armados y no había nada que pudiéramos hacer”.

El miércoles por la tarde se había reportado otra víctima: un oficial de policía asesinado a plena luz del día en un barrio de Portau-Prince conocido como Delmas 72, según el sindicato policial SYNAPOHA.

Mientras continuaban los ataques, el Departamento de Estado de Estados Unidos anunció el miércoles que había completado su primera evacuación de ciudadanos estadounidenses de Puerto Príncipe. Más de 15 estadounidenses fueron trasladados en avión a la vecina Santo Domingo, República Dominicana.

Más de 30 ciudadanos estadounidenses podrán salir de Puerto Príncipe diariamente a bordo de vuelos en helicóptero organizados por el gobierno estadounidense, dijo la agencia.

«Continuaremos monitoreando en tiempo real la demanda de asistencia de los ciudadanos estadounidenses para salir de Haití», dijo el departamento.

El domingo, la agencia evacuó a más de 30 ciudadanos estadounidenses de la ciudad costera de Cap-Haitien, en el norte de Haití, al Aeropuerto Internacional de Miami.