¡Hoy es San Valentín… y Miércoles de Ceniza!

Obispo de Rhode Island pide dar prioridad al Miércoles de Ceniza

Este año la tradicional fiesta de San Valentín ha coincidido con el Miércoles de Ceniza, y para muchos cristianos, especialmente el mundo católico, esto es una señal de alarma, porque ambas conmemoraciones se contraponen en su forma de celebración. Mientras San Valentín es la fiesta para celebrar la amistad y el amor entre parejas, el Miércoles de Ceniza marca el inicio de la cuaresma, el período de penitencia y sacrificio para preparar la conmemoración de la semana santa, la Pascua de Jesús, el paso de la muerte a la vida.

Entonces, ¿podrán los cristianos celebrar San Valentín en el día que su fe le ordena recogimiento, abstinencia, sacrificio?

El Miércoles de Ceniza no es una fecha fija. Su fecha está ligada al Domingo de Pascua y, para la mayoría de los cristianos, la Pascua de este año caerá el 31 de marzo.

La Pascua también se mueve anualmente, oscilando entre el 22 de marzo y el 25 de abril según un cálculo del calendario que involucra la luna.

La Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos lo establece: “La Pascua se celebra el primer domingo después de la luna llena pascual, que es la primera luna llena que ocurre durante o después del equinoccio de primavera (21 de marzo). … Para encontrar la fecha del Miércoles de Ceniza, retrocedemos seis semanas, lo que lleva al Primer Domingo de Cuaresma y cuatro días antes es el Miércoles de Ceniza”.

Este año, eso es el 14 de febrero.

¿Qué pasa el miércoles de ceniza?

No todos los católicos observan el Miércoles de Ceniza. Aquellos que sí lo hacen, normalmente asisten a un servicio religioso donde un sacerdote u otro ministro les dibuja una cruz (o al menos lo que se pretende que parezca una) de cenizas en la frente. La distribución de cenizas subraya la mortalidad humana, entre otros temas.

Es un día obligatorio de ayuno y abstinencia para los católicos. Las restricciones de abstinencia continúan los viernes durante la Cuaresma, que es el período de arrepentimiento y penitencia que conduce a las celebraciones de la Semana Santa; lo más significativo es su creencia en la crucifixión de Jesús y su resurrección de entre los muertos.

¿De dónde vienen las cenizas?

Por lo general, las cenizas provienen de las palmas que se usan el Domingo de Ramos, que cae una semana antes de Pascua, según la Iglesia Evangélica Luterana en América. Se pueden comprar cenizas, pero algunas iglesias las hacen quemando las palmas de años anteriores. Por ejemplo, varias parroquias y escuelas de la Arquidiócesis Católica de Chicago planean realizar ceremonias de quema de palmas este año.

Además de las celebraciones seculares con corazones de caramelo y chocolate, el 14 de febrero también es la Fiesta de San Valentín. Pero el Miércoles de Ceniza, con sus requisitos de ayuno y abstinencia, es mucho más importante y debe ser priorizado, dijo el obispo católico Richard Henning de Providence, Rhode Island, en el periódico oficial de la diócesis. Su predecesor compartió un mensaje similar en 2018. “El Miércoles de Ceniza es un valor mucho más alto y merece toda nuestra devoción”, dijo. “Pido con todo respeto que mantengamos la importancia singular del Miércoles de Ceniza. Si desea cenar y beber vino en su día de San Valentín, hágalo el martes anterior. El 13 de febrero es Mardi Gras, el ‘martes gordo’, ¡un día perfecto para festejar y celebrar!. Fuente: Agencia AP.