Escuela de Massachusetts pide Guardia Nacional para que restablezca el orden

Las autoridades han pedido a la gobernadora Maura Healey que envíe la Guardia Nacional de Massachusetts para detener la violencia y abordar las preocupaciones de seguridad en una escuela secundaria con problemas en una ciudad al sur de Boston, dijeron algunos miembros del comité escolar.

Cuatro de los siete miembros del Comité Escolar de Brockton respaldaron la solicitud de la Guardia Nacional en medio de la escasez de docentes y el déficit presupuestario, pero los funcionarios de la ciudad no fueron unánimes en su apoyo.

La oficina de la gobernadora reconoció las preocupaciones sobre la escuela secundaria Brockton, donde los maestros denunciaron peleas y uso de drogas en los pasillos, así como abuso verbal hacia el personal. «Nuestra administración está comprometida a garantizar que las escuelas sean entornos seguros y de apoyo para los estudiantes, educadores y personal», dijo la oficina de Healey.

El alcalde de Brockton, Robert Sullivan, que funge como presidente del comité escolar, remitió la solicitud al gobernador, aunque esta se opuso. «Los soldados de la Guardia Nacional no son la respuesta», afirmó.

Los cuatro miembros del comité escolar que respaldaron la solicitud realizaron una conferencia de prensa para solicitar ayuda en su caso. Dijeron que el personal de la Guardia Nacional podría ser utilizado como monitores de pasillo o incluso maestros sustitutos, dijeron.

“No les estamos pidiendo que desplieguen todo un ejército en nuestra escuela. Estamos pidiendo apoyo”, dijo Ana Oliver, miembro del comité.

“Si apoya la seguridad en nuestras escuelas, apoyará a la Guardia Nacional para que venga aquí y mantenga nuestras escuelas seguras”, dijo Tony Rodrigues, otro miembro del comité.

Los estudiantes no están en clase esta semana. El jefe de policía proporcionará una actualización sobre los esfuerzos para abordar los problemas una vez que concluya el receso, dijo el alcalde.