Edificio de transporte estatal en Boston será refugio para inmigrantes

El edificio de Transporte del estado de Massachusetts en Boston se utilizará como refugio de emergencia para los migrantes que lleguen al estado, confirmaron funcionarios estatales el lunes.

El edificio, ubicado en 10 Park Plaza, es la sede de MBTA y otras operaciones de transporte estatal. Pero a partir del lunes, se convertirá en un refugio a corto plazo para hasta 25 familias mientras el estado continúa lidiando con un sistema de refugio de emergencia que tiene un máximo de 7,500 familias.

«Para garantizar que las familias elegibles para un refugio de Asistencia de Emergencia tengan un lugar seguro y cálido para dormir por la noche cuando no haya una unidad de refugio disponible de inmediato, la administración está utilizando el espacio en 10 Park Plaza como una instalación temporal para pasar la noche», afirma el director general de Asistencia de Emergencia, Scott Rice, en un comunicado el lunes.

Se espera que el refugio permanezca abierto durante dos semanas, agregaron las autoridades. Será instalado por la Guardia Nacional de Massachusetts en las salas de conferencias del segundo piso.

La administración de Healey dijo que el espacio sólo se utilizará por las tardes y durante la noche. Solo está disponible para familias que han sido determinadas elegibles para recibir asistencia de emergencia.

El director general de MBTA, Phil Eng, dijo en una carta a los empleados que no esperan que haya ninguna alteración en el entorno laboral durante la semana festiva. Dijo que la agencia está considerando iniciar una colección de ropa para las familias, pero aún están evaluando las necesidades.

El estado está buscando soluciones a largo plazo a la crisis de vivienda a medida que continúa llegando una influencia de familias migrantes.

Massachusetts tiene una ley de «derecho a la vivienda» que le exige albergar a familias necesitadas, pero el sistema está al límite de su capacidad y las familias se ven obligadas a estar en una lista de espera. La gobernadora Maura Healey ha estado pidiendo más ayuda al gobierno federal y ha solicitado más fondos a nivel estatal.

Los legisladores estatales habían estado debatiendo la semana pasada sobre cómo asignar $250 millones en fondos adicionales para el sistema de refugios, pero no lograron llegar a un acuerdo antes de la fecha límite. Fuente: Telemundo.