DR. YOMARE POLANCO/ Partido Revolucionario Dominicano

Pregunta 1:
¿Cuáles son las principales demandas de los
dominicanos en su circunscripción?

Nuestra gente busca aquí, en general, tres cosas: Quieren estar seguros. Seguridad aosas: Quieren estar seguros. Seguridad allá, para cuando llegamos allá, en toda la vida cotidiana. Quieren que tengamos representación, que tengamos doliente. Que cuando se haga una inversión allá no se esté tirando al aire o al lodo, al fango, que haya un doliente que si algo sale mal allá, de la cara por él. Son muchos los dominicanos que compran con su sudor, con sus ahorros de años, de fuerte y arduo trabajo, propiedades allá. Y resulta que hay otro dueño, allá los engaña el abogado, los engaña la inmobiliaria, los engaña el doctor, los engaña el ingeniero. Y ellos piden no solamente una representación en el Congreso, sino, un facilitador. Y un defensor, que cuando esas situaciones sucedan, hay una oficina donde ellos puedan dar la queja, se le dé seguimiento y se le resuelva ese problema. Seguridad.
Quieren reconocimiento. Aquí hay muchos profesionales, empresarios, deportistas, jóvenes, buenos estudiantes. Y como que a los dominicanos allá no les importa, a los funcionarios, a los políticos no les importa, que aquí un estudiante A, que quizá pudiera estudiar también con una beca allá, hacerse doctor allá porque aquí no puede y es caro, que el niño que juega y pichea bien, pero aquí un coach cuesta 120 dólares la hora y la madre no puede, porque por lo regular es una madre sola, el papá todavía no ha llegado. Esos son ejemplos singulares, pero que se magnifican en todas las áreas.
No queremos que se nos de un reconocimiento por el esfuerzo que hacemos con las remesas y con nuestra gente allá, sino, que den servicios para atrás, para los ministerios. El Ministerio de la Juventud tiene que preocuparse por la juventud de aquí, el Ministerio de deportes tiene que preocuparse por los deportistas de aquí. Que se de ese reconocimiento y valoración, señores, por decir un gremios, las saloneras de belleza.
Yo estudié en Rusia, estuve en diferentes países en Europa, donde quiera que haya una salonera poner la bandera, pero en el tope, en el tope, igual que las que juegan voleibol, que las Águilas, y no se da ningún reconocimiento a esas mujeres. Nosotros el 5 de mayo le vamos a dar una premiación a más de 1,000 saloneras. Reconocimientos, hay que darlos, y para eso estamos nosotros, diputados. Vamos a legislar, vamos a estructurar leyes, vamos a levantar la mano, sí o no, pero también vamos a hacer los facilitadores, los representantes que faciliten la vida cotidiana, los problemas y las necesidades cotidianas a nuestra gente cada día, para que nuestra gente tenga mejor vida y sea reconocida, esté más segura, que no sea incierto su sueño americano-dominicano. Y que los valoremos.

Pregunta 2:
Nos hemos acercado en ocasiones algunos diputados del exterior preguntándole sobre por qué no se atienden ciertos problemas, y la respuesta es que el diputado del exterior no tiene competencia para eso. ¿Cómo usted resolvería esas limitaciones?

Mi campaña en el 2020 y ahora en el 2024 se ha basado en que más que a un diputado tenemos que ser un facilitador. He encontrado muchísima gente que no entiende eso. Es muy fácil tener el traje de diputado, ir al congreso cuando hay sesión y cuando no hay sesión, a dormir. Eso no es lo que necesita la comunidad, si es eso yo me retiro. Y tú no hace ninguna diferencia en ninguna de la vida de nuestra gente porque lo que tú vas a proponer allá depende de otros diputados, y después, del Senado, y después, del presidente, es decir, quién fue primero, la gallina, el huevo o la gallina, no lo sabemos en este caso. Ser diputado no es un lujo, es servir en toda capacidad, y voy a sonar jactancioso y no quisiera, pero no me queda otra, lo que sucede es que hemos tenido un grupo de diputados que quizás no tienen toda la preparación necesaria o la motivación, la personalidad necesaria para hacer el trabajo, porque es verdad que hay leones y fieras allá afuera, y en el Congreso, y los políticos te van a trabar, pero tú no debes tener la excusa de esta gente aquí de nosotros. Nosotros no tenemos excusas cuando mandamos 10,000 millones de dólares al año, no hay excusas, ¿por qué le tenemos que dar excusas si cuando como muy bien dijo el profesor Villar necesitamos seguridad jurídica? No hay excusas ahí. Tú no eres abogado, tú no eres consultor jurídico, ve donde ellos, ve donde el consultor jurídico, ve donde la justicia, y haz que funcionen para tu gente, es decir, no hay excusas. Aquí vamos a hacer una cosa, y con esto termino, para nosotros como diputado de ultramar el único límite es el cielo y el que no esté dispuesto a eso que no corra para diputado del exterior.

Pregunta 3:
¿Cuál sería su plan de trabajo de ser electo diputado del exterior?

Conociendo las necesidades de nuestra comunidad, de nuestra gente, tenemos 14 propuestas, lo cual pensamos someterla a los primeros 100 días de nuestra legislación y ellas impactan a los envejecientes, a los jóvenes, a las mujeres, a los comerciantes profesionales. Los invito a que visiten mi web www.yomarepolanco.net porque no creo que aquí, aunque pudiera mencionarla, pudiera darle el mecanismo como lo vamos a lograr, porque son todas basadas en la ciencia y aunque es cierto que nosotros no somos legisladores norteamericanos, yo sin ser ni siquiera un legislador dominicano, tengo tantas relaciones con la FDA (Food and Drug Administration) y tantas oficinas gubernamentales y legisladores y senadores gubernamentales en Estados Unidos que yo entiendo que aunque yo no pueda legislar aquí, yo sería un gran motivador para hacer lo que ellos legislen a nuestro favor, por ejemplo, con las remesas hay un diferencial escondido en cada dólar que tú envías, nosotros enviamos 10,000 millones de dólares mal contados al año. Y la tasa en vez de darte las 58 por 1, que es lo que diría el Banco Central, te la pagan a 50. Hay alguien que se está cogiendo 8 pesos por cada dólar. Imagínate en 10,000 millones de dólares. Hay dinero para que nosotros pensionemos a nuestras saloneras, pensionemos a nuestros bodegueros, pensionemos a nuestros taxistas, nos pensionemos nosotros mismos con el mismo dinero que enviamos, es fácil, vamos a fiscalizar ese diferencial, que nos den un 50% como dijo el profesor Juan Villar, un 1%, vamos a pelearlo.
Vamos a invertir en fondos mutuos sin ningún riesgo para que al final de la vida laboral de esa persona tenga su dinero seguro ahí, esa es una de mi propuesta. La de los carros que, aunque se ve simple, el pueblo lo aclama, yo propongo una agencia revisora, no importa que tenga 5,6,4,3, 10 años. Mira, si el tren delantero está bien, si en el catalítico no hay emisión de dióxido de carbono, deja pasar ese carro si está en buenas condiciones, olvídense de la edad, eso está en mi agenda. Los pasajes aéreos es un abuso, yo viajo bastante y los pasajes más caros que yo compro son los de República Dominicana, que son 3 horas, sin embargo yo viajo 8 horas a Moscú, 12 horas, a la India 23 horas y son casi tan baratos como el mismo precio de los dominicanos y lo compro de un día para otro, a Panamá, que son 5 horas, son más baratos que República Dominicana, eso hay que acabarlo, por los impuestos, que los impuestos se necesitan para cubrir el erario, los fondos públicos, bueno, vamos a ser creativo, vamos traer la yuca de allá, no la de Costa Rica, que se vende aquí, los aguacates, que sean los dominicanos…El gobierno dominicano hará más dinero, y podríamos entonces bajarle los impuestos a los aviones, eso es por decir, Nosotros tenemos que asegurarnos que la juventud tenga su campamento y darle becas, acá no pueden estudiar porque sus padres no lo pueden costear o porque no califican para becas…, pero lo más importante de todo, créanme, es un ministerio, o una oficina o un departamento del diputado del doliente en el exterior, porque estamos indolentes. Los dominicanos del exterior no tienen doliente, estamos huérfanos, vamos a reformar el INDEX, para que funcione.