Denuncian solicitantes de asilo están siendo rechazados en centro de Nuevo México

Una coalición de grupos de derechos humanos lanzó el martes nuevas críticas a un centro de detención de migrantes operado de forma privada en Nuevo México, donde dicen que las evaluaciones de asilo por vía rápida se llevan a cabo de manera rutinaria sin asesoría legal ni privacidad adecuada durante los testimonios delicados.

Los grupos de derechos humanos dicen que el sistema de evaluación deficiente en el Centro de Detención del Condado de Torrance significa que los inmigrantes con solicitudes de asilo sólidas y viables (que no pueden regresar a su país debido a la persecución o la amenaza de tortura) están siendo examinados de manera inapropiada para deportación mientras la administración Biden busca imponer severas limitaciones a los migrantes que esperan asilo en la frontera.

La denuncia de 187 páginas y las conclusiones fueron realizadas por la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles y tres grupos de defensa que brindan servicios legales a los solicitantes de asilo. Están instando al gobierno de Estados Unidos a poner fin a su contrato con la empresa privada que administra la instalación, que está supervisada por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas. El informe también catalogó quejas de represalias contra migrantes que plantean objeciones a los procedimientos de asilo y a las condiciones de vida.

El informe llega aproximadamente un año después de que el migrante brasileño Kesley Vial se suicidara durante su detención en las instalaciones del condado de Torrance. El joven de 23 años estaba programado para ser expulsado cuando se quitó la vida.

La mayoría de las entrevistas iniciales en el centro se llevan a cabo sin acceso a una orientación legal crucial, y otros requisitos legales clave se ignoran rutinariamente, dicen los grupos. Mientras los inmigrantes apelan su rechazo inicial ante un juez de inmigración, a muchos se les niega el acceso a los expedientes de sus propios casos, lo que les obliga a impugnar “decisiones secretas que nunca han visto”, según el informe.