Bodeguedero dominicano visitado por Trump no estuvo en su negocio durante la visita, porque, dijo, estaba en Rep. Dominicana

El bodeguero de Harlem a quien Donald Trump visitó el martes faltó al encuentro porque estaba de viaje a la República Dominicana, según el abogado del hombre.

“José quería venir pero no pudo conseguir un vuelo a tiempo”, dijo el miércoles el abogado de José Alba, Richard Cardinale.

Alba, que en 2022 fue arrestado y luego absuelto por un apuñalamiento fatal que luego se demostró fue en defensa propia, no es partidario del expresidente, dijo el abogado.

“Él no es una persona política. No es partidista, simplemente es alguien que cree en la ley y el orden”, dijo Cardinale.

Francisco Marte, fundador de la Asociación de Bodegas y Pequeñas Empresas, dijo que estuvo en contacto con Alba, de 64 años, la semana pasada sobre la visita de Trump, pero que no pudo comunicarse con él el martes porque a veces Alba se encuentra en el campo y tiene un servicio telefónico deficiente.

“Le dije [a Alba] que sería bueno que estuviera presente porque es lo que estamos haciendo, luchando y pidiendo por la seguridad pública”, dijo Marte sobre la aparición de Trump en Sanaa Convenient Store en la Broadway cerca de la W. 139th St.

La bodega, que solía llamarse Blue Moon Convenient Store, fue el lugar del altercado mortal grabado en video el 1 de julio de 2022, en el que Austin Simon, de 35 años, confrontó a Alba por lo que dijo era una falta de respeto hacia el hijo de su novia.

La novia dijo que Alba le arrebató una bolsa de papas fritas de la mano a su hija de 10 años después de que la madre no pudo pagar, según una denuncia penal.

Simon se acercó detrás del mostrador y empujó a Alba, agarrándolo del cuello, antes de que el hombre mayor hundiera un cuchillo en Austin al menos cinco veces, atravesándole el corazón, la vena yugular y un pulmón. Durante la pelea, Alba fue apuñalado en el brazo por la novia de Austin.

El bodeguero fue acusado de asesinato en segundo grado y pasó un tiempo en la prisión Rikers Island antes de que el fiscal del distrito de Manhattan, Alvin Bragg, abandonara el caso.

“Tiene miedo de trabajar en cualquier bodega del vecindario”, dijo Cardinale, quien agregó que su cliente todavía vive en Nueva York pero viaja regularmente a su República Dominicana natal para visitar a su familia.

«Mentalmente, está tratando de escapar», dijo Marte. «Está mejor, pero a veces tiene flashbacks o cuando ve las cicatrices que tiene en el brazo, le trae recuerdos».

La visita del expresidente el martes, que se produjo después del segundo día de selección del jurado para su juicio por dinero oculto, fue recibida tanto por partidarios como por opositores de Trump».

“Estas personas tienen que ser tratadas justamente, la asociación de bodegas, las bodegas, porque cada semana les roban”, dijo Trump afuera de la tienda el martes. «Es una locura.»

La oficina de Bragg respondió a las críticas de Trump.

«Este asunto se resolvió hace casi dos años y los cargos fueron desestimados después de una investigación exhaustiva», dijo un portavoz del fiscal del distrito en un comunicado. «La principal prioridad del fiscal de distrito Bragg sigue siendo combatir los delitos violentos y la oficina ha trabajado mano a mano con la policía de Nueva York para reducir la delincuencia general en Manhattan, incluidas disminuciones de dos dígitos en homicidios y tiroteos, desde que el fiscal dirige la oficina”.

Marte dijo que el grupo agradece el apoyo de ambos partidos.

“Nos encantaría tener a Joe Biden en las bodegas la próxima semana en Washington Heights y el Bronx”, dijo. «Estamos en las primeras líneas durante el COVID y necesitamos más respeto». Fuente: New York Daily.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.